Las recetas de Rita: Mantecados

¡Estamos de puente! Y aunque nos toca ser responsables y respetar las medidas propuestas en este nivel 3, no significa que no podamos disfrutar en casa, rodeados de los nuestros y, por ejemplo, haciendo este dulce tan típico de estas fechas.

Y digo de estas fechas porque os traigo unos mantecados (o mantecaos, como dicen en mi pueblo) de lo más ricos que, siguiendo la tradición, se elaboraban a partir de este puente con la manteca de cerdo obtenida en las matanzas que se solían o suelen realizar en este fin de semana aprovechando los días de fiesta.

INGREDIENTES

Para elaborar nuestros mantecados vamos a necesitar:

  • 400 gramos de manteca de cerdo.
  • 600 gramos de harina de trigo.
  • 20 gramos de azúcar.
  • Una pizca de sal.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • El zumo de una naranja.
  • La ralladura de medio limón.
  • Azúcar glass para espolvorear por encima.

Proceso de elaboración

Partiremos de una manteca de cerdo a temperatura ambiente para que nos sea mucho más fácil de manejarla y comenzaremos a mezclarla con el azúcar, la sal, la ralladura, el vino y el zumo de naranja.

Integraremos bien los ingredientes y le añadiremos la harina. Mezclaremos bien hasta integrarla toda ayudándonos de una lengua de cocina y, llegados a un punto, nos será más fácil hacerlo a mano ya que la consistencia será como de una masa de galletas.

Una vez bien mezclado todo, haremos una bola que envolveremos en film transparente y lo dejaremos reposar en la nevera por, al menos, dos horas, para que la manteca endurezca y no se pegue a todo a la hora de estirar. Yo he dividido la masa en dos para que me sea mucho más fácil manejarlo.

Una vez pasadas las dos horas o el tiempo que hayas decidido, estiraremos la masa entre dos papeles de horno, dándole un grosor de entre un 1,5cm o 2cm más o menos.

Cortaremos con un cortapastas del tamaño y forma que más nos guste y pondremos en una bandeja de horno.

Hornearemos con el horno precalentado a 210ºC durante unos 15 minutos, dependiendo del grosor y el tamaño del mantecado. Como referencia, tienen que empezar a dorarse por arriba.

Una vez estén fríos, espolvorearemos azúcar glass por encima.

¡Y ya están listos! Ahora podremos empezar nuestro puente de diciembre degustando unos buenos mantecados, que sabrán mil veces mejor si los haces con tus propias manos.

Espero que os haya gustado esta receta y, como siempre, no dudéis en enviarnos vuestras fotos con los platos llenos (o ya vacíos) de vuestros mantecados recién hechos.

Las recetas de Rita: Mantecados

4 comentarios sobre «Las recetas de Rita: Mantecados»

  1. Qué buena pinta tienen, éste año he decidido hacer en casa los dulces navideños, qué vino blanco utilizas? No tengo idea. Gracias

    1. ¡Y seguro te saldrán riquísimos! Cualquier vino blanco de mesa serviría, por ejemplo, puedes aprovechar el que uses para cocinar. Yo en este caso usé un vino de barril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableFrancisco Sánchez Rivas +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.